¿Cuándo gatea un bebé?

Desde luego debe ser una de las preguntas que más realizan los padres que por primera vez tienen un hijo. Es que la ansiedad por ver a sus bebés caminar y luego caminar debe ser uno de los más esperados por todo el entorno familiar. Eso sí, siempre recomendamos que cada proceso debe darse sin presiones, de manera gradual por lo que la calma y la paciencia serán tu mejor aliado al momento de ver los pequeños pasos de tu retoño. ¿Cuándo gatea un bebé? En este artículo te daremos algunas pistas sobre la importancia de apoyar a tu hijo/a durante todo su crecimiento.

Hacer familia es quizás uno de los momentos más esperados por ciertas parejas. Algunos lo ven como consolidación de un proceso de amor, otros como un paso más a ese fin y otros lo ven como algo que siempre soñaron o esperaron. Eso naturalmente también lleva a que esa espera sea muy ansiada. Y esa ansiedad también va en aumento conforme el bebé nace y sigue su curso de crecimiento.

Pero claro, evidentemente el crecimiento es tan importante como el apoyo integral que le debes dar a tu hijo y que se intensifican una vez que comienzan a movilizarse de manera autónoma. En ese sentido, el primer paso es cuando inician su fase de gateo, que vendría siendo su primera etapa de independencia.

¿Cuándo gatea un bebé?

Si bien es relativo, usualmente un niño gatea entre los 7 y los 10 meses de edad, pero no todos lo hacen. En torno a eso, la literatura asegura que el gateo es una forma específica de movilizarse de los bebés que evoca al modo de hacerlo de los gatos cuando son cachorros y que se sitúa como la antesala de sus primeros pasos, “que se producen entre los doce y los quince meses de edad”.

Este tipo de traslados es la prueba patente de las primeras acciones de alta complejidad del sistema motor que responden a la necesidad de exploración por parte del bebé.

Eso grafica lo propositivos que somos los humanos. E implica que todo lo que realizamos responde a una motivación; si desde el punto de vista motriz, generamos conductas que responden a nuestros deseos de explorar el entorno, ésta será para satisfacer una necesidad, para conocer o simplemente para comunicarse.

Justamente el gateo nace en respuesta de la necesidad o deseo de explorar del niño hacia su medio ambiente y lo catapulta como la base del desarrollo motor en el ser humano, como también el fomento de la estimulación y coordinación entre los ambos lados del cuerpo, pues implica el acto sincronizado de las extremidades de forma alternada para su logro.

Además de lo anterior, posibilita que las extremidades superiores de los niños se preparen para la carga de peso y sean capaces de soportar ante eventuales caídas que requieran el uso de los brazos para evitar golpes. Asimismo, es el único momento del desarrollo motor donde la musculatura de las extremidades superiores son entrenadas en tareas de carga y eso porque las extremidades superiores realizan funciones de tracción y movilidad por sobre la carga el resto de nuestra vida.

La importancia neuronal del gateo

El gateo también permite generar y articular una red de conexiones neuronales. Si el niño no gatea con regularidad, quizás es porque ha tenido poco tiempo de exploración, causado probablemente porque sus padres o adultos lo tienden a proteger disponiendo de todos los objetos de atracción a su alcance, por lo que no tiene la necesidad de desplazarse para alcanzarlos.

En línea de lo anterior, se recomienda generar un entorno que permita habilitar un gateo cómodo, con una movilidad amplia y segura, disponiendo de accesorios de su gusto a la vista y accesibles en un rango amplio de acción. Eso lo ayudará bastante desde lo cognitivo hasta lo físico.

Actualmente existen lavadoras que tienen la opción de lavado suave, que será de gran utilidad para limpiar la ropa de tu bebé, ya que son prendas más pequeñas y delicadas que necesitan de un ciclo menos agresivo.

¿Qué productos se pueden disponibilizar a un niño gateador?

Desde luego que lo primero es vestir a tu bebé con ropa cómoda y resistente, que permita un traslado eficaz y que no lo dañe. En ese sentido, En Colloky consideramos que es fundamental contar con calzados, zapatitos, ropa interior, además de polerones, pantalones, patas o jeans, y un sinfín de accesorios que le darán seguridad y aprendizaje de manera responsable a tu hijo.

En nuestro sitio web www.colloky.cl encontrarás no sólo vestimentas y accesorios para que tu bebé crezca de forma saludable y sana porque entendemos que sus primeros meses y años de vida son fundamentales para su desarrollo responsable. ¡Visita el sitio web y dale lo mejor a tu hijo!